Vicariato Apostólico y Cáritas Yurimaguas atienden a 297 personas con almuerzos saludables en el comedor “Virgen de Fátima”

Dentro del marco del proyecto “Comedores Parroquiales y Ollas Comunales”, apoyado por la Fundación L&T Charitable Foundation en Hong Kong, el Vicariato Apostólico de Yurimaguas, a través de Cáritas Yurimaguas vienen atendiendo a las familias más vulnerables en el comedor “Virgen de Fátima”.

Este comedor se encuentra ubicado en el Asentamiento Humano Buena Vista, provincia de Alto Amazonas, distrito de Yurimaguas en Loreto.

Cuando se inició con esta obra, el comedor funcionaba en el Hogar para niñas “Virgen de Fátima” y en el momento más álgido de la Emergencia Sanitaria por el COVID-19, llegaron a atender a cerca de 100 personas en situación de pobreza extrema en su mayoría migrantes de las comunidades rurales que vivían por esa zona.

En julio de 2020, se decidió independizar el comedor del hogar para poder atender en mejores condiciones a las personas que habían quedado vulnerables, gracias al apoyo del Vicariato Apostólico y al financiamiento de la Conferencia Episcopal Italiana, se logró construir un nuevo local, ubicado al costado de la capilla Virgen de Fátima, dotándolo del equipamiento básico, y gracias al proyecto, Cáritas Yurimaguas y personas de buena voluntad, pudieron conseguir  los insumos para la preparación de alimentos y organizar el funcionamiento del comedor que desde noviembre de 2020 funciona en su nuevo local.

En la actualidad el comedor “Virgen de Fátima” atiende a 46 niños, 49 estudiantes entre adolescentes y jóvenes, 37 personas adultas mayores, 11 personas con habilidades diferentes, 81 mujeres, en su mayoría madres solteras y cerca de 73 personas que actualmente no cuentan con un trabajo formal. En total se viene atendiendo a 297 personas y se han entregado 5,900 almuerzos”, afirmó Carla Linares Santoyo, Secretaria General de Cáritas Yurimaguas.

Adicionalmente al apoyo alimentario, Cáritas Yurimaguas ha entregado a 100 familias vulnerables,  kits de higiene y limpieza para evitar el contagio y contrarrestar el avance de la pandemia por el COVID-19.

Carla Linares Santoyo también felicitó el trabajo que viene realizando el Padre Walter Cahuaza, responsable del comedor “Virgen de Fátima”:

“No solo está brindando almuerzos saludables y nutritivos para personas que realmente lo necesitan, sino también junto a su equipo de agentes de la caridad, visitan a los enfermos de los asentamientos humanos y los apoyan con medicinas, gracias al botiquín parroquial”, indicó.

El Vicariato Apostólico y Cáritas Yurimaguas continuarán apoyando a quienes más lo necesitan, para construir un mundo mejor.  

Ayúdanos a seguir transformando vidas